2 de agosto de 2010

Myst.

La noche cayó, poco a poco, como si se tratara del telón de una gran obra inacabada. El sol, actor principal, se retiró a descansar… mientras los espectadores, a millares, se levantaban de sus asientos y se marchaban, convertidos ahora, en meras sombras de sí mismos.

La temperatura no cedió ni un ápice. Aquí y allá la gente buscaba, tumbada en los tejados, en los balcones, o a través de las ventanas abiertas, cualquier resquicio de una brisa que fuese viento, y no aliento del infierno.

Entre los planes de la figura encapuchada de la terraza no estaba dormir aquella noche. Cerró los ojos, visualizando en su mente un mapa en tres dimensiones de la ciudad. Aquel era el lugar, tercer balcón en el lado derecho de la calle paralela más cercana al palacio. Descendería al suelo por una hiedra oportunamente plantada. Todo estaba calculado al minuto.

- Ya están aquí – sus labios dibujaron las palabras sin emitir sonido alguno. Amargura y rabia teñían su silencio.

La pareja de guardias dobló la esquina en el momento previsto. Sus armaduras eran de cuero, apenas hacían ruido en la oscuridad de la calle. No esperaban ningún ataque, y además, hacia demasiado calor para las pesadas armaduras de acero… las cuales tampoco podrían haberles salvado.

Cerró los ojos, una gota de sudor resbalando por su frente… al compás de su corazón se concentró. Venganza. Musitó algunas palabras y expandió su mente: ahora sentía también los latidos de los guardias en sus oídos… ya estaban vinculados entre sí.

Sonrió. Perfecto. Inspiró todo el aire que pudo… y aguantó la respiración. En ese mismo instante los corazones de los guardias dejaron de latir.

No respiró de nuevo hasta que oyó los cuerpos caer muertos al suelo, hasta que estuvo segura de que cualquier reanimación sería inútil.

Con gracia, el encapuchado descendió por la enredadera, escondió a los guardias en las sombras y les quitó las llaves; en apenas unos segundos, portando un mensaje de venganza y crueldad, Myst cruzaba los jardines de palacio.

23 comentarios:

  1. la entrada enterior me han hecho entrar ganas de ir a Siberia, diosdiosdios

    ResponderEliminar
  2. Es genial ese paralelismo que haces de la vida mundana y una obra de teatro.
    Como vas jugando y asociando roles.
    Me gusta mucho tu manera de escribir, eres descriptivo y eso me gusta.
    Con todo esto del blog estoy descubriendo grandes escritores ocultos.
    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Marco! dime tu secreto! jejeje que crack estas hecho.

    Voy a ver si me pongo ho ya escribir yo también algún relato que hace tiempo que no lo hago, si es que uno empieza a escribir sobre su "amada" y ya no para xD

    ResponderEliminar
  4. Y yo pensando que iría a buscar a alguna chica a su balcón y cantarle alguna serenata :D
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. en la introducción has usado unas expresiones que han hecho que se me pongan los pelos de punta!!

    ResponderEliminar
  6. jajaja!! la verdad es que lo del teatro se me ocurrió de repente xDD yo tb estoy descubriendo mucha gente! ;)
    Bruma, jajaja! siii! a veces hay que cambiar a few! xD
    Soñadora! xD jajaja! este nooo! en este no hay amooor... aunque se me ha ocurrido otro de los otros! ;)!! besiiiitos!
    jajaja! ocurridas en el momento y sin planear jajaja!! :D
    y a todos... Gracias, dais sentido al blog ^^ =)

    ResponderEliminar
  7. tu blog super currado... jajajaj veo el mio y ejem...

    ResponderEliminar
  8. anda ya! de hecho... el tuyo a mi modo de ver es mejor =) porque cambias de letra y hay imagenes grandotas... y eso hace que no sea todo igual! ;)
    el mío es siempre lo mismo... pero es que no se me ocurre que poner si no! acepto sugerencias! xD

    ResponderEliminar
  9. Desde fotos a tamaño grande poniendo la cara más fea que puedas...a videos o sin más, algún textazo de los que te gastas... jajaa lo mío creo q es crónico, la locura y las paranoyas que ves en mi blog...jajaja

    ResponderEliminar
  10. por cierto, esto:

    uando todo parece imposible comienza el camino de lo posible.
    Bienvenido a la raza humana. Nadie controla su propia vida, Ender. Lo más que puedes hacer es elegir ser controlado por personas buenas, por personas que te quieran.


    eS TUYO??????????? me parece una genialidad!!!!!!!!!!!!!!!!!!! me enamoré de esa última fraseeee

    ResponderEliminar
  11. jajajaja!!! ves!! por eso molaaaaaaaaa!!! ^^
    jajajaa!!!!! me siento muy halagado... pero... me temo que eso lo robé de un libro que no acabé por cierto... el juego de ender se llamaba... no me gustó demasiado.. xD! pero la frase mola! xD

    ResponderEliminar
  12. yo q te creía ya un genio...jajajajaja

    ResponderEliminar
  13. Waw, que pasada, ¿lo has escrito tú? Porque me encanta, está genial.
    A mi también se me reblandece un poquito el cerebro con el calor jajaja
    Un beso.

    B.

    ResponderEliminar
  14. jajaja!!! nooooo! no concedo deseos! ;) xD
    el texto siiii!! lo que dice ve no! jajajaja!!!
    me alegro que te guste!! :D ^^
    jajaja!! es horrible!! uuufs!
    besiiiitos!
    M.A.R.C.O
    xD!

    ResponderEliminar
  15. Escribeeee! ^^
    para una vez que eres el primero en comentarte!

    ResponderEliminar
  16. eso, escribe algo. Quiero ver si en realidad sirves para sto...jaajajjajaajja

    ResponderEliminar
  17. DIOS! por qué mire donde mire estás tu??!!!
    eres una plagaaaaaaaaaaa!!! jajaja!!!

    ResponderEliminar
  18. ups! no tu no... VE!
    Dios que lio... xD
    jajajajajajajajajja!!!!!

    ResponderEliminar
  19. pues nada, ya no me pasaré................................ni te comentaré!


    ADIOSSSSSSSSSSSSSSSSSXD

    ResponderEliminar
  20. woow Marco! es increible, incluso estando aqui y con poco tiempo no puedo evitar visitar vuestros blog, los que sigo... y el tuyo es uno de los mas importantes sin duda, me lleno de, de algo, el cual no se como llamarlo, volver a leer tus textos despues de dos semanas! :)

    ResponderEliminar
  21. :D de mis mas leales seguidoras... no, seguidora no, AMIGA
    se te echa de menos =)

    ResponderEliminar

El reflejo de tu alma...