18 de enero de 2011

El perdón del recuerdo.

Amanecía, y como cada mañana, al son de los pájaros más madrugadores la joven salía a dar su paseo matinal. Había tomado la costumbre desde que volvió a casa, aquel paseo le servía como desahogo, como liberación. Caminó despacio, la mirada clavada en el suelo. La noche anterior debía haber llovido, ya que entre las grietas del suelo brillaban pequeñas gotas de agua que, lágrimas del cielo, se deslizaban calzada abajo.
Unos ojos extraños la observaron desde el reflejo de un charco. No los reconoció como suyos. El marrón intenso de antaño había sido sustituido por un color desvaído. El resplandor de su melena color miel tampoco era el mismo: ahora solía esconderlo bajo un sombrero negro, elegante. “Recuerdo de los que se fueron", pensaba a menudo.
La muchacha regresó a casa cuando se encontró sola, asustada. No tenía ningún otro lugar al que ir, sitio donde cobijarse… no fue una decisión, la de volver, de la que estuviera orgullosa y alegre. Después de las regañinas por haberse escapado sin decir nada, su padre tuvo que perdonarle. Pero ella no quería perdón, ella quería su propia vida, escribir su historia con trazos de tinta de plata.
Y entonces, pestañeando rápido para contener un sollozo, alzó la cabeza.
- Buenos días, Soph – conocía aquella voz muy bien, la última persona sobre la tierra a quien quería ver, pero también la primera. El hombre bajó la cabeza – perdóname, por favor.
Las palabras no acudieron a la llamada de su mente, Soph había palidecido. No contaba con volverle a ver, le había desterrado al fondo de su memoria y ahora…
Ithan supo, por una vez en su vida, lo que debía hacer. Con fuerza y suavidad, la abrazó. Sabía que nunca le perdonaría lo que había hecho, eso lo tenía claro… pero no dejaría de intentarlo. Con delicadeza le quitó el sombrero de la cabeza y se lo puso en la suya.

“Un recuerdo ha venido a disculparse”, Soph no daba crédito, su cabeza embotada por la melancolía, aturdida por la sorpresa, atrapada de nuevo en esos ojos grises que leían en su alma como un libro abierto.

19 comentarios:

  1. Oooooooois! ^^
    escribo algo alegre alguna vez!

    ResponderEliminar
  2. que bellisimo texto nos regalas para nuestro deleite esta asturiana te da las gracias por ello, un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  3. Bien, al margen del blog está la explicación de porqué escribo cosas tristes ¬¬ xD
    Muchas gracias a ti, asturiana! xDD ^^
    un besito!! =)

    ResponderEliminar
  4. No me apetecía dejar ver mis "malas lenguas" por estos exquisitos rincones de literatura, pero... frikadas aparte (xD), es cojonudo... jajaja No me esperaba que fuera él, así que me llevé una pequeña alegría ^^ Y esa frase que se dice, "un recuerdo ha venido a disculparse", me encanta!!! =) Buen trabajo, señor Marco. Me había quedado descolgado leer el otro relato de Sophora, pero voy directa a él ahora. Voooooooooy!!!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta la melancolía que desprende la historia. Es perfecta

    ResponderEliminar
  6. "Atrapada de nuevo en esos ojos grises que leían en su alma como un libro abierto" me encanta, casi puedo ver esos ojos...
    Y escribir la melancolía es lo mejor que puede hacerse con ella!
    Un besoo^^

    ResponderEliminar
  7. Te sorprendería hasta qué punto has conseguido describir a la perfección un momento de mi vida. Solo he llegado aquí... la canción, bueno, suelo escuchar a daughtry y también me ha sorprendido. Y acabo de ver que tienes puesto Everything de lifehouse en el reproductor (lleva siendo mi canción durante años) y he ojeado tus canciones... creo que te sorprenderías demasiado si supieras cuántas de esas canciones han puesto música a mis entradas...

    Creo que pasaré más a menudo por aquí. Siento que no hayas visto mi blog antes, antes del desastre que me hizo mandar 170 entradas al infierno...

    Te leo.

    ResponderEliminar
  8. Que bellas palabras, sabes? me encantó!
    Un beso grande marco:)

    ResponderEliminar
  9. :O Mmmm hombre gris, has atraído poderosamente mi infatigable curiosidad xDD Jo! qué pasó? entonces tenemos gustos similares porque la música de aquí viene a ser mi favorita... :D:D
    "describir un momento de tu vida..." :O
    Muchas gracias por pasaros a ambos! bueno y a todos! que ultimamente estoy desaparecido... -.-
    Bienvenidosos!
    :D

    ResponderEliminar
  10. Me encanta Marco! es simplemente genial. La verdad, leeré esta historia desde el principio porque quiero saber que pasó con Ithan y Soph.
    Felicitaciones :)
    Te sigo.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias!!! :D
    En realidad nadie lo sabe aún del todo... esto es una historia muy grande pero en el blog solo publico escenas... pero llegará el momento =)
    Gracias por veniiiiiiiiiiiir!! =)
    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. Buena historia! :) La leí cuando la publicaste, pero no estaba yo en lo que tenía que estar y no me concentraba al leerla... así que ahora sí que sí jaja.
    Muy buena forma de resumirlo... "un recuerdo ha venido a disculparse".
    Es curioso que a veces la persona que menos querríamos ver sea también la primera a la que sí queremos ver...
    Las gotas de agua son lágrimas del cielo, qué bonito :)
    Sabe que nunca le perdonará, pero él lo intentará. Dice mucho de él.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  13. Hola compi de blog ^^
    Andaba echándole un vistazo a los blogs y creo
    que te puede interesar el mío si te gusta leer literatura personal,
    informarte sobre la actualidad (belleza, salud, videojuegos) y debatir
    sobre los acontecimientos de la vida y filosofar un poco.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Únete si lo deseas. Gracias ^^

    PDTA: me gusta ver que hay más personas como yo que le gustan escribir y con ello mostrar una parte de su interior.

    ResponderEliminar
  14. Marcoooooos! agregame al tuenti que me lo quitaron D: Sigue siendo Antía Cheshire.

    ResponderEliminar
  15. Ya mismito! ;)
    Bienvenida! Ahora mismo me miro tu blog a ver que tal está! muchas gracias! la verdad es que sí, si no muestro parte de mi interior los relatos pierden su esencia ;)
    jajajaja! Muchas gracias Nat! sé que te tengo olvidada... a partir de mañana por la tarde iré volviendo poco a poco... si, y eso me pasa en la vida real, alguien a quien quieres y no quieres ver -.-
    un besito enorme a todoooooooooooooooooooos!!! :D

    ResponderEliminar
  16. Hola, llegué hasta aquí pues vi tu comentario en el blog de un amigo y decidí visitarte. Muy buen blog, voy a seguirte.
    Te invitó a pasar por el mío.
    Un saludo desde Argentina.
    Humberto.

    www.humbertodib.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Jaja, con que me leas la última entrada soy feliz ^^ He tenido una primita!! =) Así que tiene entradón especial jeje.
    Ánimo!! Seguro que te duele, pero date tiempo, se pasará poco a poco. Un beso :)

    ResponderEliminar
  18. alaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!
    QUE GUAY!!!! :D:D:D tengo que verla tengo que verla!!! =)
    Bienvenido Humberto! Voy a echar un vistazo al tuyo!! :D
    Un saludo a ambos y gracias!!! ^^

    ResponderEliminar
  19. me gusta, es muy melancólica, y está muy bien descrita. :)

    ResponderEliminar

El reflejo de tu alma...