16 de octubre de 2010

Bajo tu abrigo...

Hacia frío en casa aquella tarde. Con la mirada perdida en las profundidades del cielo, mi respiración dibujaba volutas de sentimientos en la ventana. Tracé en el vaho del cristal una sonrisa transparente, imperfecta… y me dejé soñar:

Soñé que transformaba mis deseos en dragones de papel y los ponía al alcance de tu sonrisa, bajo el abrigo de tu mirada… para que fuera tu aliento quien los hiciera volar.

12 comentarios:

  1. Intenta si puedes, buscar a través del cristal, alguna estrella a la que seguir :P
    Un placer pasar por aquí

    ResponderEliminar
  2. consigues impresionarme cada vez más... y casi siempre con las frases del final...

    no sé como lo haces, pero me encanta...

    ResponderEliminar
  3. jajajaja!! espero no perder, cin, nunca el poder de impresionarte :)
    Gracias a toooooooooodooos! ^^
    no hay estrellas que seguir... aunque sea de noche, tb existen las noches nubladas -.-

    ResponderEliminar
  4. Marco :) Leí tu comentario, pero como tienes varios blogs, no sabía en cual comentar, pero bueno, el primero que he pillado x) Muchas gracias, a mí no me ha dado tiempo a leer con concentración TODOS los relatos que tienes, porque madre mía :) El caso es que sólo con ver tus grupos favoritos y tu perfil creo que es imposible que decepciones :) También te leeré cuando en cuanto pueda, esto de tener que ocupar mi tiempo en estudiar y demás no me hace gracia, pero es lo que toca T.T

    Un saludo, Indefinida ;) ^^

    ResponderEliminar
  5. Me encanta =) estuve escuchando tu música el otro día y es genial

    ResponderEliminar
  6. Una Indefinida! :)
    sisiiiiiiiiiiiiiiiiiiii has comentado perfectsisisisimamente!! este es el sitio adecuado, el otro blog no es nada... -.-!!
    jajaja!!! que biiiiiiiiiiiien que te guste! ^^ espero no decepcionarte, de verdad :)
    lo mismo digo... odio la física -.-!!
    un besiiiiiiiiito!

    ResponderEliminar
  7. ^^!! ahí está mi favourite! =)=)
    Gracias por iluminar el espejo con vuestra presencia! :)

    ResponderEliminar
  8. Supremo Marco, no dejas de maravillarme.

    ResponderEliminar

El reflejo de tu alma...